martes, agosto 31, 2010

él / 4 versiones


El miedo a convertirse en un problema para otros le hizo tomar distancia de ellos. Entonces se volvió un problema para sí mismo.

*

Libros que se vuelven contra él y le cortan en dos. Así es como ha engendrado su prole.

*

Dicen de él que es bilingüe. Tiene un idioma para hablar y otro para guardar silencio.

*

Le alaban y ovacionan por abrir nuevas sendas, dicen, pero él sólo quería no pasar por ciertos cruces de caminos.




4 comentarios:

May la Goulue dijo...

Ella/4v


Pensaba tanto en los demás que se olvidó de sí misma.

*

Creaba historias con personajes que se le agarraban por dentro y no la dejaban dormir.

*

Su cara tenía la fea costumbre
de hablar si ella no decía nada.

*

La alababan por construir caminos,
dirección utopía.



[No he podido evitarlo,
me ha encantado.]

Un beso

Jordi Doce dijo...

La versión es el mejor signo de halago o de complicidad. Mil gracias, May. Qué bien que no hayas podido evitarlo. Un beso; j12

Alfredo J. Ramos dijo...

Cierto que invitan a seguir el juego, a improvisar (di)versiones. ¿Es posible domesticar fantasmas? Un placer saberte regresado Jordi.

azul dijo...

Me ha encantado la definición del miedo (porque supe lo que era el miedo, una vez y tuve miedo hasta de mí misma) y la del bilingüe, que tiene un idioma para hablar y otro para el silencio. Me lo apunto y, a partir de ahora, me haré bilingüe. Un abrazo.