jueves, enero 05, 2012

1 / 1


No lo llames diálogo. Sólo estabais entrecruzando vuestros monólogos.
.

10 comentarios:

Índigo dijo...

¡Tantas veces es así!

Leonardo B. dijo...

[uma doença tão antiga quanto contagiosa; sem cura!]

um abraço,

LB

Olga Bernad dijo...

Pues no es poco, "entrecruzar" algo...

malvisto dijo...

Tan de uso....

Juan Payeras dijo...

¡Ah, los grandes debates televisivos y su pan de cada día!

rubén dijo...

Estoy con Olga. Tal vez el diálogo es eso.

Cassioppeaboreal dijo...

Soliloquio.

Cassioppeaboreal dijo...

Soliloquio.

Anónimo dijo...

El señor que firma en internet como Crítico Constante es un intelectual camaleónico. Apareció en la red en el blog de Arcadi Espada, haciendo crítica literaria de mesa camilla y aprovechando cualquier ocasión para poner a caldo a Andrés Trapiello. No contento con acosar a este escritor día y noche, Crítico Constante daba a entender que detrás de su nick estaba Miguel Sánchez Ostiz. Miguel Sánchez Ostiz tuvo que enviar una carta a Espada desmintiéndolo. Más tarde comenzó a dar a entender que era Quico Rivas (por entonces moribundo) con diversas sutilezas. Finalmente confesó la verdad: que es Pancho Ortuño. El comportamiento mezquino de este hombre revela una personalidad acomplejada y envidiosa, que no tiene problema alguno en usurpar el nombre de otras personas para difamar por la red. Tengan mucho cuidado con el perico y difundan esto por todos los blogs por donde pasa.

Anónimo dijo...

¡Vaya encuentro absurdo y ridículo entonces! Tanto mejor.