viernes, agosto 31, 2012

filtro


A decir verdad, sólo deberíamos escribir cuando nuestra temperatura de ebullición coincide, milagrosamente, con la de congelamiento.

2 comentarios:

Víctor L. Briones Antón dijo...

En este repaso a tu espacio decido dejarte aquí, con esta sentencia que tiene muchas papeletas en mi mente en permanente congelación-ebullición de ser verdad, un pequeño comentario.

Tienes un lugar muy interesante que visitar.

Saludos.

Jordi Doce dijo...

Gracias, Víctor. Ojalá encuentres cosas de tu gusto por aquí. Saludos, J12