miércoles, diciembre 05, 2012

monósticos 4, 7





...IV

Parpadeas igual que una pantalla en un salón vacío.
En el fondo del bosque las palabras no pesan.
Un niño se perdió volviendo a casa, y así comienza todo.
Tengo los ojos rojos de tanto hablar contigo.


...VII

Una casa. Un salón. Una pantalla.
Si no sabes qué ocurre, afina los oídos.
Fuera, el viento sacude los pliegues de los toldos.
Vida es lo que se deja interrogar.
Unos dedos son unos dedos son unos dedos.
Fuera, el viento perturba el agua de los charcos.
Si pones atención, oirás voces.



de Monósticos (Del Centro Editores, 2012)
.

2 comentarios:

Índigo dijo...

Minimalista. Suave, como la luz. Líneas y curvas. Aire. Sutil. Como la belleza.

Abrazo, Jordi.

Jordi Doce dijo...

Gracias, Índigo!!