jueves, septiembre 04, 2008

aviso

Que las reglas no te impidan ver el juego.

5 comentarios:

luna dijo...

Las reglas a veces devienen trampa.

luna dijo...

Por cierto Jordi,

a finales de mes marcho a Madrid para estudiar.

Espero poder verte alguna vez.




Un beso.

Alejandro Fdez-Osorio dijo...

Por una invitación de Herme al recital que daréis el día 13 he terminado en tu Blog. Siempre presta encontrar a un escritor de la tierra. Cosas del juego sin demasiadas reglas. Espero coincidamos en alguna ocasión. Hasta pronto

Jordi Doce dijo...

Pues sí, las reglas pueden ser una trampa, pero un juego sin reglas puede ser una trampa aún mayor. El problema es cuando se confunden las reglas con el juego.

En fin, no sé, la frase surgió así y a lo mejor es un error por mi parte pensarla demasiado. Lo pasarás muy bien en Madrid, Luna, enhorabuena, y sabes dónde puedes encontrarme, aquí en el Círculo de Bellas Artes siempre hay tiempo para un café.

Bienvenido al blog, Alejandro, la verdad es que de la lectura me enteré hace dos días, pero lo pasaremos bien, comparto mesa con buenos amigos y mejores poetas. Un abrazo

Hache dijo...

Gracias por el aviso; por cierto ¿las reglas existen para saber cómo saltárselas y seguir en el juego?

Abrazos.

H.