lunes, junio 27, 2011

ya

.

Cuando sus ojos no logran ponerse de acuerdo y hasta recelan el uno del otro, es hora de ponerse a pensar.
.
.

3 comentarios:

Índigo dijo...

Y yo me pregunto: ¿cuántos ojos pueden acumular un lienzo y una tela?

Elías dijo...

Por eso piensan tanto los bizcos, ahora lo entiendo.
(Perdón por la broma).

Abrazo.

Jordi Doce dijo...

No pidas perdón, Elías--el chiste era casi inevitable... abrazote, J12