viernes, abril 08, 2016

7 cuervos


 
 


El alivio de caminar por una niebla real.



Mientras está en un sitio, nadie muere. Pero no para de viajar, de cambiar de vida, y nadie establece la correspondencia.
La desesperación de no poder estar en todas partes a la vez le hace envejecer antes de tiempo.



Frases afiladas, mordientes; frases con que taladrar la caja y abrir respiraderos.



Meteorólogos del aliento: estudian los flujos y corrientes, las idas y venidas del aire que respiramos.



Palabras que planean como cuervos sobre el campo de trigo de los días.



Calles sombrías, hostiles, que nos obligan a dar un rodeo. Nunca se lo agradeceremos bastante.



Nada por aquí, nada por allá, pero ahí lo tienes, pidiendo el aplauso del respetable como un vulgar ilusionista.


4 comentarios:

Alfredo J Ramos dijo...

Apostillas, a modo de diálogo con cada cuervo (y con tu permiso):
Sólo la niebla es real.
La vida está en otra parte.
Pasaba las mañanas husmeando por los aserraderos, tal vez en busca de Laura Palmer. La extraña amiga de Vincent.
Contra qué el arma, contra quién.
Vivo en un lugar donde no llega la luz, niños se ven...
Palabra de mago.

Julio Francisco Alcalá dijo...

Negros, pero se les adivinan irisaciones.
Todos intensos. Llaman.

©SandraSánchez dijo...

"Frases afiladas, mordientes; frases con que taladrar la caja y abrir respiraderos"
Me encanta!!
Saludos!
Sandra Sánchez.

Anacanta dijo...

Al final del truco
el ilusionista aparece un cuervo.
Las palomas hace tiempo que huyen.

Un saludo