domingo, abril 04, 2010

3 en raya

No te engañes. La mejor prueba de que existen es que nos obligan a hacer como si no existieran.

*

Se injuria y se mortifica públicamente, sí, pero como quien acuchilla el suelo de madera de su yo antes que los demás vengan a extender sus barnices, sus reparaciones.

*

Su corazón, como un inmueble desastrado cuyos inquilinos apenas se cruzan en el hueco de la escalera.

6 comentarios:

Leonardo dijo...

¡Qué corazón más visual! Y desastrado!
Un saludo

José Antonio Fernández dijo...

Buenos, buenos. El 2º me ha encantado.
Un saludo.

Jordi Doce dijo...

Gracias, Leonardo, José Antonio, me alegra saber que os gustan. Saludos, J12

Elías dijo...

En el juego del mismo nombre había que pensar: estos textos dan que pensar. Y mucho.
Como siempre, Jordi, un acierto (bueno, tres).
Abrazos.

colorprimario dijo...

Vaya... En el segundo me he visto reflejado. A mí o al adolescente problemático que fui.

Me ha gustado.


Un saludo.
D.

carlos de la parra dijo...

El del centro lo había escuchado en versión mexicana con la expresión "Te tiras al suelo para que te levanten",y otra variante,"No te azotes que hay vidrios".