viernes, abril 20, 2012

perdóname, o 3 variaciones...


… sobre un poema de William Carlos Williams


He matado
al elefante
que pastaba en
la sabana

y que
sin duda
me tenían reservado
desde hace días

Perdóname
era tan grande
y estaba
tan a tiro

*

He pasado seis días
en Botsuana
invitado
por mi amigo sirio

el mismo
que trabaja
para el
lobby saudí

Perdóname
no sé lo que hago
y me encanta
viajar de morro

*

Me tomé
una semana libre
sin avisar
a nadie

total
conmigo o sin mí
la cosa no
tiene arreglo

Perdóname
no era lo previsto
y quién iba a pensar
que ese peldaño


13 comentarios:

Ana Pérez Cañamares dijo...

Me encanta. ¿Me lo puedo llevar a mi blog? Gracias.

Jordi Doce dijo...

claro, querida, es todo tuyo...
y gracias a ti!

Índigo dijo...

Siempre das en el blanco y, hoy, además das en el elefante. No sé si blanco, tal vez gris, pero ese elefante que, más allá de su color, busca la "blancura" de la niñez: ¡perdóname! ¡Ya ves!

Buen fin de semana, Jordi. Un abrazo grande.

Aichè Nanà dijo...

Ese último escalón suspendido, que tanto daño hizo a la cabeza femoral de quien no parece tener otra, está siempre muy bien colocado: ¡Y en tu poema en su justo sitio!
Adoro ese peldaño. No perdono.
Un saludo. Ché

Jordi Doce dijo...

Gracias, amigas. Y Che, qué bien que hayas visto ese peldaño en el aire, camino interruptus--abrazo fuerte, J12

Isabel dijo...

Certero y oportuno.

Saludos

Jordi Llavina dijo...

Genial, Jordi.

Jordi Llavina dijo...

Genial, Jordi. ¡Ese monarca debería estar orgulloso de tu remake del doctor Williams! Le honora.

Jordi Doce dijo...

Gracias, Jordi--abrazo, j12

Aurelio Asiain dijo...

Genial.

Aurelio Asiain dijo...

Chapeau.

Jordi Doce dijo...

Qué bueno verte por aquí, Aurelio. Abrazo, J12

Elena A: dijo...

Un poema un poco sarcàstico pero que le canta su verdad al Monarca ,me gustarìa que lo pudiera leer ya que es muy original. Elena A.