jueves, noviembre 08, 2018

bienmesabe


Cuando su madre tuvo una crisis nerviosa, explica [la actriz Helena] Bonham Carter, «empezó a tener el sueño recurrente de que se comía a mi padre: que lo trinchaba y se lo comía entero. Pensaba que era un sueño horripilante, y el psiquiatra al que terminó acudiendo le preguntó: “¿Y a qué sabe?”. Ella respondió: “Nadie me ha preguntado eso nunca. Sabe muy dulce”. Después de esa sesión, el sueño desapareció. El problema se resolvió al instante». (De una entrevista en The Guardian.)

1 comentario:

Indigo Horizonte dijo...

Buenísimo, Jordi. Me las “quedo”. Me parecen geniales las dos citas.

Abrazo