lunes, febrero 04, 2019

vona groarke / un poema breve






lo que entonces no sabía del mundo


Ese verano yo tenía un vestido amarillo
pero la montaña, con sus muchos verdes,
fue dejando caer que yo no era lo que parecía
y dijo, con su actitud liviana, tironeada por el viento:
solo una de nosotras necesita estar desnuda
y no veo por qué tendría que ser yo.



Hace como tres semanas colgué un breve poema de la poeta irlandesa Vona Groarke publicado en Poetry Nation Review. Este es aún más breve (apenas seis versos), y tiene algo, diríamos, más travieso y ashberiano que el anterior. No sé por qué, pero esa montaña «con sus muchos verdes» me ha recordado la célebre montaña Sainte-Victoire que Cezanne pintó obsesivamente a partir de 1885. Claro que la montaña del pintor parece bastante más sólida que esta y, desde luego, mucho menos impertinente.



what i didn’t know then about the world

I had a yellow dress that summer
but the mountain, in its so many greens,
put it about that I was not what I seemed,
said in its feathery, wind-flipped way:
only one of us needs to be naked here
and I don’t see why it should be me.


2 comentarios:

Alfredo J Ramos dijo...

Un hermoso intercambio de pareceres: es un consuelo cuando la naturaleza, pese a su cabezonería, se muestra así de dialogante.

adiez242@gmail.com dijo...

Cada vez que te adentras en ese ambiente anglosajón traes algo de aire fresco que ayuda a renovar este nuestro, algo viciado de endogamia.
Espero que vuelvas a meterte en el mundo de Simic y nos abras otra de esas maravillosas ventanas por donde se cuela una de las lógicas más divertidas y chocantes de la poesía actual.
Buen trabajo el tuyo, Jordi.