domingo, noviembre 02, 2008

el apestado

Un enjambre de palabras bulle furiosamente a su alrededor. Nadie se atreve a acercarse.

1 comentario:

Esther dijo...

no vaya a ser que les pique la verdad.