lunes, abril 18, 2011

4 hormigas

.

.
Las cosas nunca están más vivas que cuando las ignora.


Supo que se había perdido porque ya sólo quedaba él.


No había frase de la que no saliera despedido a empellones, pero todos le ponderaban su elocuencia.


Las deudas en literatura también existen, sí, pero para completarnos.

3 comentarios:

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

http://cinepoesiajazz.blogspot.com/2009/03/9-hormigas.html
Las mías, antiguas, arañando el mismo suelo.

Ángel Muñoz dijo...

cierto Jordi, nada más cierto.

Índigo dijo...

A empellones pequeños de diminutas migas de pan, de dimunutas virutas, de destellos de luz, escasos pero certereos, a pequeños pasos, se abren paso... las hormigas.