sábado, septiembre 03, 2011

respuesta

.
¿Quién eres tú para pensar tan mal de mí? Eso es cosa de profesionales; deja que yo me ocupe.