martes, octubre 28, 2008

el "rinoceronte" de durero


Así concibe a este animal: triste
y peligroso, y tan distinto de sí mismo
que le añade armadura y otro cuerno
para hacerlo creíble.
..............................Criatura que conoce de oídas,
vacila al borde mismo de la geometría
o evoca El caballero, la muerte y el diablo;

y ser preciso es menos de lo que pretendió
al tomar pluma y tinta, nombrar las partes
y esbozar sombras deliberadas en el cráneo
y vientre, como las grietas de oscuridad
en el plumaje de las alas de un ángel.

No llegó a conocer la bestia de primera mano
sino que la ensayó a partir de un apunte
o el recuerdo borroso de un tercero;
y aunque sin duda oyera que el barco donde navegaba
había zozobrado, no pensó en dibujar
su pausada caída en el agua asfixiante,
alzando la cabeza para entrever la luz salvaje
de la creación divina, encerrada entre cielo y sal.

John Burnside

trad. J.D.

3 comentarios:

luna dijo...

Me gusta cielo y sal.
Eso es alcala: cielo oscuro.
Eso es almeria: sal.

ay, que frio hace ya Jordi!

Jordi Doce dijo...

Sí, además en Alcalá viene el viento y el frío por todo el corredor del Henares. Ay, los que venís del sur, que mal lo pasais con el frío. A mí esto me recuerda a Asturias. No es lo que eche de menos, pero... Un beso

F. dijo...

Hay algo en el ritmo -y en la progresión de la pintura hacia el exterior- que se asemeja al Musée des Beaux Arts de Auden, ¿no?

Grande Burnside. Grande en todos los aspectos, claro. [Recuerda un poco a aquel disco de Metallica: Binge & Purge]

La verdad que esto se lleva mejor que Asturias, por lo menos no orbaya...