viernes, abril 03, 2009

leda, yeats y el cisne


LEDA Y EL CISNE

Un golpe inesperado: las grandes alas baten
en la aturdida joven, las oscuras membranas
le acarician los muslos, siente el pico en su nuca
y la opresión del pecho en su pecho indefenso.

¿Cómo pueden los blandos, sobrecogidos dedos
apartar de sus muslos la emplumada grandeza?
¿Y cómo puede el cuerpo, envuelto en blancas ráfagas,
no sentir el extraño corazón palpitante?

Un espasmo en las ingles engendra con el tiempo
la muralla caída, la torre, el techo en llamas
y la muerte de Agamenón.
               Tan sometida,
tan domeñada por la sangre bestial del aire,
¿tomó con su energía cierto conocimiento
antes que el pico indiferente la soltara?


Trad. J.D.

16 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muy buena traducción, Jordi. El alejandrino le va como anillo al dedo a este soneto. Enhorabuena.

Jordi Doce dijo...

Viniendo de ti, Antonio, es un hipercumplido. Muchas gracias. Hay poemas que son infinitamente traducibles: entre todos daremos algún día con la clave... Tengo ganas de leer la tuya... Abrazo, J12

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Bueno, pues la cuelgo con un comentario. Un abrazo.

Alfredo J. Ramos dijo...

¿Traducción? ¿No es ya otro poema? Hay hallazgos, como ese verso cuarto, que sólo son posibles si quien traduce pone, además de un comprensión cabal de la fuente, un arte equivalente en la forma de dejar caer el agua.

Supongo que para muchos ya está presente, pero me parece que no está demás tener a la vista el punto de partida. Lo corticopio abajo (confío en que sea una versión fiable). Así queda más clara la pericia del camino recorrido.

¡Enhorabuena!


LEDA AND THE SWAN
A sudden blow: the great wings beating still
Above the staggering girl, her thighs caressed
By the dark webs, her nape caught in his bill,
He holds her helpless breast upon his breast.

How can those terrified vague fingers push
The feathered glory from her loosening thighs?
And how can body, laid in that white rush,
But feel the strange heart beating where it lies?

A shudder in the loins engenders there
The broken wall, the burning roof and tower
And Agamemnon dead.
Being so caught up,
So mastered by the brute blood of the air,
Did she put on his knowledge with his power
Before the indifferent beak could let her drop?

zaidenwerg dijo...

Extraordinaria traducción, J12. Ésta también es buena: http://losporquesdelarosa.blogspot.com/2007/08/poemas-animalia-i.html . Su autor es el poeta argentino Alejandro Crotto.

Jordi Doce dijo...

Muchas gracias, Alfredo y Zaidenwerg. Veo que estamos teniendo una conversación a dos bandas, aquí y en el blog de Antonio Rivero.

Y gracias por copiar el original, así todos pueden cotejar un texto con otro--aunque para mí lo importante es si al leerlo sólo en español se siente algún tipo de energía, de intensidad... Si no, la exactitud o la justeza serán en última instancia estériles...

Abrazo grande, J12

Ricardo Bada dijo...

Exacto, la energía, la intensidad, eso es lo que más cuenta, y como no sé inglés no puedo opinar sobre la justeza y la exactitud. Pues bien, creo que sí, que hay energía e intensidad en la traducción, Jordi, excepto en un momento, y es en el encabalgamiento de los tercetos. Para mantener la energía y la intensidad tendrían que ser dos hemistiquios perfectamente separados el uno del otro. Es lo que me parece, y puesto que lo preguntas, esa es mi opinión. Tómala por lo que vale, la de una persona que no sabe inglés y te está sumamente agradecida por haberle acercado un soneto tan, tan hermoso... Gracias, pues, y como dice Obama: Yes, weekend.

Jordi Doce dijo...

Muchas gracias, Ricardo. Siempre es un placer tenerte por aquí.

Respecto a tu (pequeño) reproche, no veo bien a qué te refieres: el único encabalgamiento que hay en los tercetos es el que aparece, en efecto, en el original. Así lo planteó Yeats: "Being so caught up" es en realidad parte del primer terceto, es decir, es el segundo hemistiquio del último verso de ese terceto inicial y arranca donde termina "And Agamenon dead". Lo que pasa es que aquí en blogolandia no nos admiten bien los sangrados, pero así es como debes leerlo.

Abrazo grande, J12

José Luis Gómez Toré dijo...

Una traducción estupenda de un gran poema...

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Llordi Trece: siempre me mosquea mucho un sitio en internete que no tenga correo o algo para dirigirse en privado al responsable, sobre todo si es de esta cosa creativa que suponemos que hacen pocos, aunque ya se sabe, en Españia poetas los hay a barullo, sin puta idea, pero es oficio que el español trae de nacimiento, no hace falta calidad, y si hay parámetros seguros de esa calidad, ellos te lían, chanchullean y son poetas por cojones o eso de por qué no puede ser poeta una mujer? y sobre todo por la suprema confianza de que quien sea poeta lo marca el Mercado el Poder y el Capital, que ahora el Poder defiende al Capital y lo refunda como la madre que lo parió..., por que tienen mucho sentimientos, y son puro sentimiento y dale con el sentimiento, como si la poesía se hiciera con sentimientos, que no, se hace con un perfecto dominio de su materia, la lengua, y por tanto con conocimientos absolutos de todos los poetas anteriores, sin eso no hay poesía, y por supuesto con una dominio de las pautas del arte, que son más estricta que la música o la pintura... Pero claro hablan de poesía libre y ponen la prosa en tiras y dicen esto es un verso y esto otro y lo ornan de misterio, que si leyera aquello un tartaja sería de risa total y broma, y burla de quien lo escribe...
Bueno, a lo que voy, don Jordi, ahí un enlace con poemas de asunto poco normal o nada abundante en castellano actual: satíricos y burlescos, y hay la tira, solo hay que molestarse en ver la web del autor. La risa está prohibida en los poetas-ruina de este tiempo, ocupados en la subvención, la beca, el medro en tal institución pública, al arrimo de los polismilis de turno, de los mandamases, muuucho peor que bufones de feria al servicio de señor feudal que los porculiza, con derecho y desecho de pernada, y de culada...
En fin, que lo gocen, o lo j´ocen, (de hozar), ¡a ver si reveintan de calidad y de hartera; de fama, de sentimiento y de dineros!


http://www.poetaenllerena.com/2009/03/lo-que-falta-en-antologia.html

Este poeta hizo una serie estupenda que llamó CARNAL CARNAVAL de la que va una muestra:
http://www.poetaenllerena.com/2009/02/carnal-carnaval-7.html

¡¡ A disfrutarlo, si hay paladar!!

ana dijo...

A mí me gusta mucha esta interpretación del mito.

http://4.bp.blogspot.com/_m_UTZFk7Abw/R120DHAYSvI/AAAAAAAAAHU/aAxvkBAU65c/s1600-h/Leda+y+el+cisne.jpg

Gracias por el poema.

Cris Cros dijo...

De pronto un golpe: grandes alas baten
en la indefensa joven, le acarician
los ástiles los muslos, atenaza
la nuca el pico, el pecho es de otro pecho.

¿Cómo pueden los dedos aterrados
alejar de sus muslos tanta pluma?
En el embate blanco, ¿acaso el cuerpo
puede sentir más que ese extraño pálpito?

Un temblor en las ingles allí engendra
caído un muro, fuego en alto y torres
y muerto a Agamenón. Tan sometida

tan presa de la fiera sangre aérea,
¿ganó conocimiento y poderío
antes que el pico, ajeno, la soltara?

Anónimo dijo...

Espléndidas ambas versiones, diría estereofónicas, y dignas de una lectura estereoscópica como propugna Vicente Fernández en el análisis de las traducciones de Cavafis.
El poema de Yeats me ha acompañado desde mis años de estudiante, remodelando, rompiendo y recomenzado una y otra vez su traducción, y me han quedado en el cajón versiones en diferentes metros, con y sin rima. La ocasión me anima a someter a vuestra consideración (si no es mucho atrevimiento), una versión en la que empleo el decapentasílabo, verso el más tradicional de la poesía griega moderna a la que más me vengo dedicando, que me parece que se adapta bastante bien al castellano, reproduce marcadamente el ritmo yámbico del inglés, y no deja de estar emparentado con el alejandrino por el que ambos optáis. Modestamente, pues, os dejo aquí mi

LEDA Y EL CISNE

Un soplo súbito al batir las dos alas suspensas
sobre la joven trémula. Con sus membranas prietas
los muslos le acaricia y con su pico el cuello aprieta.
Apoya sobre el pecho de él su pecho sin defensas.

¿Cómo sus dedos frágiles, vencidos de temor,
la gloria alada apartarán de sus muslos rendidos?
¿Y qué va a hacer el cuerpo preso del blanco estertor,
sino sentir del corazón extraño los latidos?

Engendra en sus entrañas una brusca sacudida
la torre, el techo en llamas, la muralla y su ruina,
y la muerte de Agamenón.
Rendida e impotente,
bajo la sangre tan brutal del aire sometida,
¿junto al poder tal vez también su ciencia la ilumina
antes que caer la deje el pico indiferente?


PD. Os envío a los dos el mensaje, por mor de la estereofonía.

Rafael Herrera Montero

Jordi Doce dijo...

Se está cumpliendo la idea de que un poema contiene, en potencia, infinitos poemas. Así está sucediendo. Uno en endecasílabos sintéticos y poderosos (gracias, cris cros), otro en un verso poco habitual, el decapentasílabo (gracias, Rafael). Las dos, por las mismas razones pero por distintos efectos y herramientos, me han gustado mucho. Ahora las copio, las imprimo, y las voy leyendo en paralelo con las demás. Ya os cuento. Saludos, J12

Anónimo dijo...

Aquí dejo otra traducción que está muy bien :)

Una ráfaga súbita: las magnas alas desplegadas
sobre la doncella vacilante, los muslos acariciados
por las negras palmas, en el cuello el pico preso;
indefensa y sujeta pecho contra pecho.

¿Cómo pueden esos frágiles dedos aterrados
defender los mansos muslos de la gloria alada?
Y ante ese blanco torrente, un cuerpo así tendido,
¿qué hace salvo sentir el palpitar desconocido?

Un espasmo en la entrepierna concibe
el muro caído, el techo y la torre ardiendo,
a Agamenón y su muerte.
Tan impotente,
tan rendida ante el brutal hijo del aire,
¿unió ella al recibirlos el saber y el poder
antes de que el indiferente pico la dejara caer?

Jordi Doce dijo...

Gracias, anónimo. Está muy bien, en efecto. Saludos. J12