jueves, diciembre 03, 2009

quien

Quien escribe como si pintara en el aire la puerta por donde salir o huir de sí mismo. No se da cuenta de que la puerta sólo conduce al punto de salida, pero una salida donde las palabras que acaba de emplear han perdido mucho de su poder, de su capacidad curativa.

*

Quien escribe como si extendiera un lecho de brasas ardientes sobre la página. Pero luego pretende que sean los demás quienes lo atraviesen.

5 comentarios:

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Excelente Jordi. Muy descriptivo...
Cariños!

Daniela dijo...

!Ay¡ Jordi, me has puesto a imaginar un dibujito que pinta puertas y sale por ellas de sí mismo pero apenas las atraviesa vuelve a entrar en sí mismo, así para siempre.
*
No estoy segura de que las palabras tengan o puedan perder poder o capacidad curativa.
*
Quien escriba brasas y no las apague... este pensamiento no es nuevo en mí, por desgracia está aún en construcción.

¡Un abrazo, Jordi!

Anónimo dijo...

¿Por qué escribe el creador de versados sueños?,¿Por qué dibuja la puerta en mente el lector?,¿Por qué las palabras acompañan al creador como fácil gesto y complican al intelecto lector en interpretado cerrajero?.Tenemos que buscar la salida a la razón que castiga,queremos puertas que dibujen otra vida,queremos leer e interpretar nuestros sueños en versos,queremos ser el yo que nace del cerrajero cansado, pero deseoso de ver nueva situación tras la nueva puerta......

Ricardo Bada dijo...

De mi Diario :
Weiß/Colonia, 4.12. (1)
En el blog de Jordi Doce descubro este micropoema en prosa: «Quien escribe como si extendiera un lecho de brasas ardientes sobre la página. Pero luego pretende que sean los demás quienes lo atraviesen». Me recuerdan dos endecasílabos míos de un soneto lejano y que se me ha perdido entre los intersticios de la memoria: «La esperanza:
un reguero de amapolas / por un campo de brasas encendidas».

Jordi Doce dijo...

Hola a todos... Sí me ha pasado, Daniela, que una vez que he escrito sobre un tema es como si lo hubiera quemado, como si le hubiera extraído de algún modo la vida. No suelo volver a él. Otra cosa es que solemos escribir siempre de lo mismo, de los mismos temas, quiero decir, pero sin saberlo, o escogiendo cada vez un motivo distinto para llegar al mismo sitio.

Abrazo grande a todos, J12