viernes, marzo 19, 2010

ted hughes / campanilla de invierno

.

Ahora que el globo se ha encogido hasta ceñirse
al lento corazón del roedor que hiberna,
cuervo y comadreja, como fraguados en metal,
vagan por las tinieblas exteriores
con el juicio perdido,
entre las demás muertes. También ella
persigue su propósito,
brutal como los astros de este mes,
su pálida cabeza pesada como acero.


Trad. J. D.

«Snowdrop», el original, aquí.

5 comentarios:

calendulaymar dijo...

Preciosa traducción. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

Fantástico poema y excelente traducción.

Mario Domínguez Parra dijo...

Magnífica traducción. Hughes es un poeta al que he leído poco, de momento, espero ponerle remedio. Hay un libro suyo que me apetece mucho leer, Gaudete.
Estuve hojeando en una biblioteca, lamentablemente no tuve más tiempo, tu edición de Blake en Visor: estupenda.

Anónimo dijo...

Hola,
es fascinante el poema de Hughes, que capacidad para hacer ver lo más increíble en lo sencillo, transmutar lo material sin perder su verismo referencial. La verdad es que se agradece mucho que acerques estos poemas. Anoche estaba leyendo tu traducción de Auden para Galaxia, y la verdad es que es un gustazo. En concreto estaba con el poema de amor no escrito. Es increíble, y me entraron muchas ganas de agradecerte tu labor, porque es gracias a tu selección que me llegó. Y quería preguntarte porqué no metiste más poemas de Acción de gracias por un hábitat, porque el poema que metiste me encanta. Supongo que hay que poner el límite en algún momento. También me pareció genial que incluyeses los ensayos de La mano..., me conseguí una edición de Seix Barral para leer el resto, pero sólo lo encontré en la de Adriana Higalgo, aunque la verdad es que lo que escogiste es lo más interesante sobre el tema de la escritura. Perdón por la extensión, me hizo mucha ilusión ayer releer ese libro y quería transmitirte de algún modo mi entusiasmo. Un saludo,
Alberto

Jordi Doce dijo...

Gracias, amigos, me encanta saber que os ha gustado. Un abrazo, J12