lunes, diciembre 05, 2011

nombres

.
La vida sería algo muy distinto si tuviéramos que ganarnos nuestro nombre a pulso.



Su nombre va de boca en boca y ella, feliz, se escabulle para volver a casa.



Siempre saluda con la cabeza bien alta, para no parecer menos que su nombre.



Se ofendió terriblemente cuando empecé a coquetear con su nombre.
.

2 comentarios:

Índigo dijo...

Acertadas variaciones de what's in a name... Si nos ganáramos nuestro nombre a pulso, ¡no sé yo que sería de algunos...! Un abrazo, Jordi.

Jordi Doce dijo...

Y que lo digas, Índigo--gracias por tu lectura, siempre. Un abrazo, J12