lunes, octubre 15, 2012

nacionalismo


¡Hagan el favor de tolerar nuestra intolerancia!

4 comentarios:

Antonio del Camino dijo...

Pues sí, en esencia, eso viene a ser.

Saludos.

Índigo dijo...

Así están las cosas. Y algunos, que hemos vivido fuera y dentro, nos quedamos, con la boca abierta... ¿Seremos intolerantes, también?

Alfredo J. Ramos dijo...

Todo nacionalismo, tarde o temprano (y más lo segundo que lo primero), acaba mutando en necionalismo, e incluso, en los casos más recalcitrantes, en nazionanismo. Quizás así se explique tanta reiteración.

Carlos Medrano dijo...

¿No estamos asistiendo a la consagración de un estado alterado de conciencia?
Y después, ese cielo, ¿será tan puro o será siempre cielo?

Por cierto, con unos días de retraso, molt d'anys per el teu aniversari!