lunes, mayo 16, 2011

peonza

.
La Tierra, henchida de alegría, girando sin parar en el espacio como un niño atolondrado que no pudiera aguantarse las ganas.
.

2 comentarios:

Índigo dijo...

Como un cachorro, correteando, olisqueando la vida, mordiéndola, rozándala, sintiéndola, a flor de piel, en cada instante...

Jordi Doce dijo...

qué bien visto, índigo. Gracias una vez más por estar ahí, siempre. Abrazos, J12