sábado, enero 03, 2009

4 retratos

Tanto y tan largamente le padecieron sus diarios que terminaron vengándose de él.

*

Busca autores a los que imitar, pero para decir lo contrario que ellos.

*

Fue un escritor alguna vez, pero ahora es un sirviente: tiene respuesta para todo.

*

Él escribe para ir librándose del peso de sus recuerdos. Pero sucede que los cuenta tan bien, con palabras tan justas, que ya no consigue quitárselos de la cabeza.