domingo, enero 18, 2009

visita del reptil

Esta mañana, mientras pasaba junto al trecho de acera donde mi hija y yo nos dimos un buen golpe hace días (una placa de hielo que, pese a todas nuestras prevenciones, terminó haciéndonos caer cómicamente al suelo), el brazo resentido me dio un pinchazo de aviso, como si lo recordara. No es la primera vez. Recuerdo, también no hace mucho, el eco de un tirón muscular mientras cruzaba la calle donde lo había sentido sólo tres días antes. Ciclos corporales que se reiteran con el lugar y que por alguna razón misteriosa coexisten con esos otros, más a largo plazo, que se despliegan en el tiempo. En realidad, todo en ellos es misterioso. Sólo queda consignarlos, mentalmente o por escrito, como ahora. Y desear que ese cerebro de dinosaurio que al parecer sigue alojado y activo en nuestro interior limite su influencia a estas pequeñas y ocasionales bromas privadas.

2 comentarios:

luis felipe comendador dijo...

Querido amigo Jordi:

Estamos trabajando para construir 1 escuela de primaria para 100 niños en Wuli Baro Kunda [Gambia], 1 escuela de primaria para 100 niños en Ibel [Senegal] y un centro de acogida para 100 niños de 0 a 8 años en Alto Moche [Perú]. Para conseguir nuestro objetivo necesitamos tu apoyo, algo sencillo, que consiste en un breve texto tuyo apoyando nuestros proyectos para que sirva de base al documento de petición de ayudas que realizamos a instituciones públicas y a empresas privadas.
Te dejo el blog que hemos creado para los proyectos, justo la entrada de apoyos. Desde aquí podrás navegar y conocer el día a día de nuestro trabajo:

http://sbqsolidario.blogspot.com/search/label/APOYOS

Somos la organización “SBQ solidario” y yo, Luis Felipe Comendador, soy su presidente. Puedes ver mis datos en:

http://www.lfediciones.com/comendador/

Si deseas apoyarnos con un texto o con lo que se te ocurra, solo tienes que comunicarte conmigo en el mail:

felipe@lfediciones.com

Muchas gracias por tu atención y un fuerte abrazo.

Luis Felipe Comendador
SBQ solidario

Jordi Doce dijo...

He colgado la carta de Luis Felipe para que quienes pasais por aquí también estéis enterados de su inmensa iniciativa. El tiempo pasa y ya no quedan excusas ni silencios para no afrontar la verdad. Abrazo. J12