miércoles, enero 07, 2009

nuevo comienzo

Hay que hacer un esfuerzo de la voluntad para emerger nítidamente de la luz incipiente del amanecer y grabar en ella nuestros rasgos, la estela de nuestros gestos y decisiones. De otro modo se corre el riesgo de avanzar por las horas sin criterio cierto, amenazado una y otra vez por la incertidumbre, el desleimiento, como bultos que van y vienen entre la bruma sin forma definida. Como una moneda que no termina nunca de acuñarse y se funde en la palma sudorosa. Entonces, sin divisa, ¿qué decir que importe, cómo dialogar, qué forma de trueque nos permitirá ocupar un sitio entre los demás?

5 comentarios:

luna dijo...

me encanta la palabra emerger, de hecho estoy escribiendo una cosita sobre esa palabra (que, curiosamente, tantos odian! ?)


nuevo comienzo en Madrid. espero que nos veamos y esta vez te invito yo a una Manuelada o a lo que sea.


un saludo Jordi.

AnadelasTejasrojas dijo...

En cada instante
existe, latente
hay un nuevo comienzo.

Estúpidos
siempre
lo ignoramos.


Feliz instante 2009

Esther dijo...

Todo importa, nada importa.

Feliz comienzo.

Jordi Doce dijo...

Tienes razón, Ana. Casi nunca nos damos cuenta de la verdadera importancia de algo en el instante en que sucede. Sólo cuando ha pasado sin remedio.

Emerjamos, emerjamos, aunque nada importe. Besos.

Anónimo dijo...

Emerjamos en un nuevo continente creativo... en dólares australianos si es posible.

¿Has visto la exposición de Shackleton y su ruta? Está en el Jardín Botánico.Te gustará.

K:)
¿Qué es eso de "crear un heterónimo"?